Retrato de Cecilia de Madrazo
Fortuny i Marsal, Marià [Reus, 1838 - Roma, 1874]
Técnica: Fotograbado
Dimensiones: 26 x 21,5 cm
Fecha: c. 1870
Clasificación genérica: Estampa
Inventario general: 2953 G
Ubicación: Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi
Observaciones:
Firma: "Fortuny" (a tinta , en la parte inf. der.) Procedencia: Forma parte del legado, por voluntat testamentaria, del académico de número Apel·les Mestres i Oñós, que, probablemente, ingresó en la Academia en noviembre de 1944. El dibujo está pegado a otro papel de mayor tamaño (33 x 23,5 cm) que lleva una dedicatoria de Cecilia de Madrazo, viuda de Fortuny. El pintor Marià Fortuny y Marsal residió en Barcelona desde 1852 y al año siguiente empezó las clases en la academia privada de Claudi Lorenzale y en la Escuela de la Llotja. En 1857 ganó el concurso de las oposiciones para ir pensionado a Roma. En 1860, estando en Roma, la Diputación de Barcelona le envió a Marruecos para realizar el seguimiento gráfico de la guerra y se convirtió en el máximo exponente del orientalismo en Catalunya. Un hecho fundamental en su vida fue conocer en 1865 al marchante francés Adolphe Goupil, quien se entusiasmó con su pintura de tal forma que a partir de aquel momento Fortuny tuvo solucionada la cuestión económica. En 1867 se casó con Cecilia, la hija del pintor Federico de Madrazo, y en 1870 realizó un viaje por Andalucia que le decidió a establecerse una temporada en Granada. El 1872 volvió A Italia donde murió prematuramente dos años después. Pintor preciosista d’extraordinaria habilidad, se impuso como pintor de moda en Europa gracias a sus temas orientales y a la pintura denominada de "casacón". En sus últimos años se convirtió en un pintor muy libre, desarrollando una técnica más luminista y expresiva, que anunciaba la escuela impresionista. En su tiempo fue considerado uno de los pintores más grandes de todas las épocas.
Consultar bibliografía general


Aviso Legal Contacto con la Academia Buscar Facebook