Retrato de Bonaventura-Carles Aribau
Espalter i Rull, Joaquim [Sitges, 1809 - Madrid, 1880]
Técnica: Óleo sobre tela
Dimensiones: 117 x 90 cm
Fecha: 1844
Clasificación genérica: Pintura
Inventario general: 178
Ubicación: Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi
Observaciones:
Inscripciones: en el marco, en cartela antigua con tinta: "306". En el dorso del marco, etiqueta de la exposición “Un siglo olvidado...”, y en etiqueta de la Academia, con tinta: “N. (...)06/ N.M. 58/ Retrato de D. Buenaventu-/ra Carlos Aribau/ Por Espalter”. En el dorso del marco y en el bastidor, con tiza: "16". Procedencia: encargo de la Junta de Comercio, el año 1844. Museo de la antigua Junta de Comercio Data de ingreso: 1844 Restauraciones: restaurado por el CCRBCM de la Generalitat en el 2001 Exposiciones: Barcelona, Exposición de Arte Antiguo, 1902, núm. 1107; Barcelona, Un Siglo Olvidado de Pintura Catalana (1750-1850), 1951, núm. 18;Vilanova i la Geltrú, Pintura romàntica, 2000-2001. Observaciones: Este óleo presenta el retrato del poeta, economista y político Bonaventura Carles Aribau (Barcelona, 1798-1862) realizado por el pintor Joaquim Espalter i Rull (Sitges 1809-Madrid, 1880) el año 1844, cuando los dos personajes residían en Madrid. Fue un encargo de la Junta de Comercio de Barcelona a l’Espalter y, por tanto, desde entonces ha formado parte del Museo que se fue conformando en la Llotja. El retrato muestra sobre una mesa a la derecha del retratado un ejemplar del diario madrileño El Corresponsal (del 22 de mayo de un año que no se llega a leer), donde colaboraba Aribau, y el manuscrito de su célebre Oda a la Pàtria (1833), que se convirtió en su obra más importante y está considerada como la iniciadora de la “Renaixença” literaria catalana. La obra fue cedida al Ateneo Barcelonés en Julio de 1877 para que presidiera una velada literaria en honor de Aribau. Joaquím Espalter estudió en Marsella y París, donde trabajó en el taller de Antoine-Louis Gros y recibió la influencia de la pintura de David y de Ingres, y volvió a Barcelona en 1833. Un año después marchó a Italia, donde formó parte del grupo de los nazarenos catalanes, y regresó a Barcelona en 1842, estableciéndose enseguida en Madrid donde murió en 1880. En 1843 fue nombrado miembro de número de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1846 pintor de càmara y en 1860 profesor de la Escuela Superior de Pintura de Madrid. Se convirtió en el retratista predilecto de la burguesía, de industriales y banqueros, así como de los catalanes afincados en Madrid. Participó también en proyectos decorativos, como en la decoración del Paraninfo de la Universidad Central de Madrid (1855-1858).


Aviso Legal Contacto con la Academia Buscar Facebook