Jarrón con flores
Lacoma i Fontanet, Francesc [Barcelona, 1784 - París, 1849]
Técnica: Óleo sobre tela
Dimensiones: 116 x 90 cm
Fecha: 1805
Clasificación genérica: Pintura
Inventario general: 902
Ubicación: Museo Nacional de Arte de Cataluña
Observaciones:
Firma: “F. Lacoma y Fontanet Paris 1805” (ángulo inferior derecho) Fecha de ingreso: 1850. Procedencia: Legado por el autor el 26 de diciembre de 1846. Exposiciones: París, Salon 1810; Barcelona, El elemento floral en sus múltiples aplicaciones, 1959-1960, núm. 38; Madrid, Exposición de Pintura Catalana, 1962; Madrid, Pintura española de bodegones y floreros de 1600 a Goya, 1983-84, núm. 180; Castres, Les élèves espagnols de David, 1989; Londres, Spanish still life painting from Velázquez to Goya, 1995, núm. 65; Pamplona-Vitoria-Bilbao-Madrid, RACBASJ. Exposición antológica de pintura, 2000, núm. 31; Mahó-Madrid, 1802. España entre dos siglos y la devolución de Menorca, 2002-2003, núm. 95. Observaciones : La nueva propiedad de esta obra, junto con las otras dos legadas por el artista, que se incorporaron a la colección cuando la Junta del Comercio y la Academia estaban ya desvinculadas, fue motivo de discusión. Una Real Orden de marzo de 1805 decidió que en la voluntad del testador debía prevalecer la idea de que las obras formaran parte de una colección al servicio del público y el aprendizaje, y no sólo como una colección más con carácter meramente ornamental, y fue el motivo por el que se adjudico la obra a la Academia. Francesc Lacoma i Fontanet es posiblemente el pintor de flores i bodegones más notable de su generación, pero al contrario que sus compañeros no ejerció nunca como profesor a la Llotja. Formado en esta Escuela barcelonesa fue premiado en 1799 y pensionado a París en 1804 donde estudió hasta 1814 recibiendo los consejos de David y Gros. Expuso en el Salón de París en 1810, 1812 y 1813, ganando una medalla de oro en la primera de estas convocatorias por el magnífico Jarrón con flores que presentamos ahora. Allí, también asesoró y coordinó la repatriación de los bienes artísticos españoles substraidos por las fuerzas napoleónicas. Tras volver a Barcelona durante unos años, se estableció definitivamente en Francia, donde aparte de dedicarse a la pintura de flores y bodegones, realizó también retratos. En su obra Lacoma reflejó la influencia francesa y holandesa -introducción de insectos y mariposas siguiendo la tradición flamenca-. El refinamiento de su pintura le acerca a la corriente estilística del siglo XVIII que partiendo de la concepción neoclásica pretendía mejorar la naturaleza hasta lograr la perfección, tendencia que se alargó más allá de mediados del siglo XIX, alejada de la corriente más naturalista. Esta obra fue depositada en los Museus d’Art de Barcelona en 1906, y en la actualidad se conserva en el Museu Nacional d’Art de Catalunya con el número de inventario MNAC 10440.


Aviso Legal Contacto con la Academia Buscar Facebook