Matanza de los Inocentes
Viladomat i Manalt, Antoni (atribuït) [Barcelona, 1678 - 1755]
Técnica: Óleo sobre tela (montada sobre tabla)
Dimensiones: 60 x 41 cm
Fecha: s.d.
Clasificación genérica: Pintura
Inventario general: 221
Ubicación: Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi
Observaciones:
Inscripcions: en el dorso de la mesa de soporte, en etiqueta de la Academia con tinta, con los números “antic” y “modern”: “Degollación de los Ino/ centes./ Escuela de Viladomat”; y etiqueta exposició “Un siglo olvidado...”. Procedencia: Barcelona, Sant Frances d´Assís, luego pasará al Museo de la antigua Junta de Comercio Fecha de ingreso: 1835. Restauraciones: restaurado por el taller Asturiol en 1980; restaurado pro el CRBMC (2004-2005) Exposiciones: Barcelona, Un Siglo Olvidado de Pintura Catalana (1750-1850), 1951, núm. 102; Mataró, Viladomat, 1990. Observaciones: Forma pareja con la pintura núm. inv. 223. En el Inventario de 1835, de obras procedentes de conventos (Biblioteca de Catalunya, Arxiu Junta de Comerç, Caixa 127, XCV, 1, 11) no consta el autor; de hecho, no comienza a ser relacionado con Viladomat hasta el Catálogo de 1866 donde se atribuye a la escuela del pintor. Fontanals del Castillo, en su catálogo de obras de Viladomat -manuscrito publicado por Alcolea [Gil], I, p. 287 i ss.-, no lo incluye entre las obras que él creia de la mano del pintor, aunque en lo que se refiere a la colección de la Academia se basa en el Catálogo de 1866, donse sí figura el cuadro. Alcolea Gil incluye la obra sin expresar dudes de autoría en sus monografías sobre Viladomat. De Hecho, por la composición de estos cuadros, que situan las escenas en el centro de unas perspectivas arquitectónicas, por el recurso de utilizar en uno de ellos, el de los Inocentes, un agudo obelisco; o por la forma de los cascos de los guerrero e incluso la de las espadas, estarían aún más próximos al Francesc Tramulles de la pareja de grandes óleos de la capilla de Sant Marc de la Catedral de Barcelona, de 1763. En el fondo de la Academia se conservan 29 obres catalogadas como de Viladomat o atribuidas, 23 de la cuales están en depósito en el MNAC, incluyendo los 20 cuadros que formen la serie de la Vida de san Francisco, procente del convento de Framenors de Barcelona. Viladomat disfrutó de un gran prestigio durante su vida y se convirtió en uno de los artistas más emblemáticos del arte catalán al crear un estilo propio que entroncaba con la tradición severa y realista de la pintura española del siglo XVII, aunque suavizada por un clasicismo atemperado que tuvo muchos seguidores. Junto con el trabajo de sus dos mejores alumnos, los hermanos Manuel y Francisco Tramulles, su pintura supuso el preludio del academicismo posterior. Su hijo, Josep Viladomat y Esmandia, se dedicó también a la pintura y colaboró con él en algunas ocasiones.


Aviso Legal Contacto con la Academia Buscar Facebook